domingo, 8 de diciembre de 2013

10 libros para regalar a un adolescente


Desde fuera de la pecera, y después de conocer los resultados del informe PISA por el que España se sitúa en el puesto 33 de los 65 países evaluados, destacando la mala posición en matemáticas y lectura y siendo Extremadura, junto a Murcia, la peor de las comunidades autónomas en este sentido, queremos contribuir con esta aportación, aprovechando que se acerca la época navideña y estando de acuerdo con el post del Ojo Sostenible sobre 5 propuestas para regalar estas navidades, a que la venta de libros experimente un incremento estas navidades. 

La adolescencia es un período clave en la construcción de la personalidad futura del individuo. Es ese período, en el que si obligas a los chicos y chicas a leer obras que no les resulten atractivas, es muy probable que no desarrollen el hábito lector en la época adulta, terminando por rechazar la lectura. Así que se me ocurre hacer una propuesta de libros que aborden temas de su interés, que tengan una lectura ligera y que puedan engancharles. Dejaremos que lleguen a los 25 para iniciarse por su propia voluntad en la lectura de otros imprescindibles algo más profundos. Las siguientes recomendaciones son adecuadas, según mi criterio, para personas de entre 13 y 18 años. El final de este período no tiene límites, pero considero que quizá sea recomendable no leer estos libros hasta los 13 años. A partir de esa edad, esos padres tan protectores, deberían aterrizar en la realidad, pues en ciertas prácticas, los chicos/as son cada vez más precoces. Ahí van:



1) El guardián entre el centeno. J.D. Salinger. 


El protagonista del libro, Haulden Caufield, es un adolescente inadaptado que narra su vida y hace una crítica constante de la sociedad falsa en la que vive. Tiene 17 años, vive en Nueva York y está en un colegio interno donde tiene que relacionarse con algún que otro compañero imbécil. Cuenta sus historias con las chicas, la historia de un hermano suyo que murió del que reserva un guante de béisbol y su expulsión del colegio, de la que no pueden enterarse sus padres, unos días antes de las navidades. Su visión de la vida es muy escéptica. Este libro podría ser leído por chicos de a partir de 15 años. Cualquier adulto que no lo haya leído, si lo hace, querría haberlo leído cuando era adolescente. Ésta fue la primera novela corta de Salinger, publicada en 1951. Merece la pena leer sus otras novelas. Levantad carpintero la viga del tejado y Seymour, una introducción - ambas sobre la disfuncional familia Glass, que en parte recuerdan a los Panero -, Franny y Zooey y Nueve cuentos

2) Siddharta. Herman Hesse.


Este año he hecho un buen repaso de Hesse. Quizá sea una visión personal, pero podría atreverme a decir que Salinger es la versión yankee de Hesse. Hace unos diez años que leí el Lobo estepario y Narciso y Goldmundo - voy a tener que volver a leerlos porque no los recuerdo bien - y este año por fin, leí Siddharta, Bajo las ruedas, Demian y estoy leyendo el Juego de los Abalorios. Cuando leí Siddharta pensé lo mismo. Quizá este libro lo debería haber leído en la adolescencia; no obstante, es cierto que las conclusiones vitales una las va sacando con las experiencias, pero quizá hubiera estado bien que alguien me hubiera contado la historia de Siddharta. 

Escrita tras la primera guerra mundial, Siddharta es un hindú que está en busca de la sabiduría. Pasa por diferentes etapas. Es hijo de un brahman - sacerdote - por el que tendrá los primeros contactos con la meditación. Siddharta tiene un amigo, Govinda, con quien inicia un viaje para la propia búsqueda de su camino. Ambos vivirán una temporada con los samanas en el bosque, con quienes aprenderán a meditar intensamente, a practicar ayunos y a desarrollar la paciencia. Posteriormente, Siddharta decidirá ir a buscar a Buda, mientras que Govinda prefiere continuar con los samanas, produciéndose en este punto, la separación de los dos amigos. En su peregrinar, conocerá a la bella Kamala, con quien experimentará el amor, el vicio, el derroche y todo lo superficial hasta acabar hastiado. En su camino a la ciudad donde se encontró con Kamala, se cruzó con Vasudeva, un señor que cruzaba el río a los peregrinos. Volverá a Vasudeva y el río tendrá muchas de las claves que permitirán a Siddharta alcanzar la armonía interior. Este libro igualmente podría ser adecuado para el final de la etapa adolescente.

3) La agenda de los amigos muertos. Raquel Heredia.


Las recomendaciones podrían ser muy variadas. Es cierto que tengo cierto sesgo pues siempre, y fundamentalmente en la adolescencia, me atrajeron los libros sobre drogas, cárceles y manicomios. No me preguntéis por qué. El caso es que en las navidades del 1998, con 17 años, mis padres me regalaron este libro, que acabó por leérselo toda mi familia y que en mi caso, cayó en un par de días. La historia está narrada por la madre de una chica, Ada, que estuvo enganchada a la heroína y acabó muriendo. Una reflexión sobre los límites de permisividad de los padres con los hijos así como de los estragos que las drogas pueden causar en las personas.

4) Fahrenheit 451. Ray Bradbury.


Novela distópica en la que los ciudadanos no deben leer, porque leer impide ser felices y el gobierno quiere que todos sean iguales, no piensen, sean felices y no se les cuestione. Fahrenheti 451 hace referencia a la temperatura a la que arde el papel. Los bomberos en esa sociedad imaginaria, en lugar de apagar fuegos, tienen como misión, quemar cualquier libro que pueda tener cualquier persona. Está prohibido leer. 

5) Trainspotting. Irvine Welsh.


Este libro me lo regaló mi hermana en las navidades del 1997. Fue publicado en 1993 y es un referente en la gente de mi generación. Luego Danny Boyle hizo la película. He visto miles de pisos plagados de pósters de esta película. El libro narra la vida de una pandilla de heroinómanos, sus desgracias y sus peripecias. Viven en Edimburgo y su combustible es la droga. No piensan en el futuro. Los protagonistas son Marck Renton, Sick Boy, Bergbie y Spud. Pinchazos, borracheras, fútbol, sexo, rock and roll y decadencia. La banda sonora de la película no tiene desperdicio, con temazos como Perfect Day de Lou Reed, Lust for life, de Iggy Pop, Underworld, etc.

6) Yo, Christiane F. Hijos de la droga. Kai Hermann y Horst Hieck


Hice una entrada en la pecera sobre la película que se hizo basada en este libro. ¿Empezáis a notar mi tendencia a este tipo de libros? El libro fue editado en 1979, vendió más de 5 millones de copias y ahora es utilizado en las escuelas alemanas. Tres años después de su edición, se rodó la película. Hay una segunda parte del libro que se ha editado recientemente que no he tenido oportunidad de leer; Yo, Cristiane F, la vida pese a todo. 

7) Un mundo feliz. Aldous Huxley.


Se trata de otra novela distópica, que fue publicada en 1932, y que se anticipó a muchas de las situaciones que están ocurriendo en la actualidad. Niños a la carta, tecnología reproductiva, cultivos humanos, pastillas para reprimir las emociones y otra serie de situaciones han creado una nueva sociedad, en la que la guerra y el hambre han desaparecido y todo el mundo es feliz aparentemente. Al igual que en Fahrenheit 451, la literatura ha desaparecido en esta sociedad y también la diversidad, la familia, el arte, la filosofía y todas esas cosas que son hoy en día el alimento de muchos espíritus inquietos.

8) El rumor de oleaje. Yukio Mishima.


Y si de lo que se trata es de leer historias de amor, para mi, ésta es una de las más bellas de las que he leído. En una pequeña isla japonesa de pescadores vive Shinji, un adolescente pescador que se enamora de Matsue, una rica heredera que verá en Shinji la expresión de la fuerza, el coraje, la perseverancia y el empuje. Destinados a encontrarse, tendrán que luchar contra los convencionalismos de una sociedad muy tradicional en la que se encontrarán con la oposición del padre de ella.

9) El hombre en busca de sentido. Viktor Frankl


Para una etapa avanzada de la adolescencia, este libro podría ser adecuado tanto para ellos como para cualquier adulto que no lo haya leído aún. Publicado en 1946, relata las vivencias personales del autor, en un campo de concentración nazi. El shock inicial, la apatía posterior y la oportunidad de mantener la dignidad, el valor y el sentido como estrategias para la supervivencia y la armonía interior.

10) La maldición de Eva. Rosetta Forner.


Nada que ver con los libros anteriores, la maldición de Eva es un libro provocador que va dirigido tanto a hombres como a mujeres. Ambos deben aprender a tomar las riendas emocionales de sus vidas y aprender a elegir a las personas adecuadas. Con un lenguaje muy divertido, Rosetta hará un repaso de los diferentes tipos de damiselas de diadema floja, caballeros de armadura oxidada, reinas y hombres metroemocionales. Muy adecuado, desde mi punto de vista, leerlo en esta etapa de la vida, para evitar en todo lo posible, ser una damisela de diadema floja o un caballero de armadura oxidada y no vivir sufrimientos innecesarios ni hacerte polvo la autoestima.

¿Qué libros recomendarías tú para un adolescente?





1 comentario:

  1. Como bien comenté antes por twitter no podrían faltar la Saga del detective Flanagan de Andreu Martín y Jaume Ribera, "el Joven Lennon" de Jordi Sierra i Fabra y otras novelas del mismo autor (la trilogía de "en un lugar llamado tierra". Y un montón de libros más como El Padrino, El perfume, el viaje a ninguna parte, las bicicletas son para el verano, los de Harry Potter y Los Juegos del Hambre, los santos inocentes, el príncipe destronado... y si nos metemos en cómicsTintín, Asterix, lucky Luke, Iznogud, Mortadelo, Zipi y Zape...) VIVAN LOS LIBROS! Que lean lo que quieran pero que no se lo pierdan!!!!

    ResponderEliminar